Servicios Seleccionados 0

1er Festival del Yolixpa

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
{itpsharepoint}

Yolixpa: El todopoderoso

 

[lightbox src="/images/eventos/yolixpa.jpg" width="100%" height="auto" lightbox="on" border="no" title="1er Festival del Yolixpa en Cuezalan" align="none"]

Se necesitan 23 hierbas aromáticas para la elaboración de este brebaje originario de la sierra de Puebla. El yolixpa se usaba originalmente con fines medicinales y era de sabor amargo y fuerte, sin embargo, su consumo está tan asociado con combatir el frío de la sierra que poco a poco se fue arraigando en la gente; actualmente existe una versión más comercial de sabor dulce que se puede tomar como digestivo. En Cuetzalan, Pueblo Mágico de Puebla, se pueden probar cuatro tipos yolixpa: el natural y el de sabor; endulzado y sin endulzar.

 

El proceso de creación del yolixpa es sencillo y de tintes milenarios. Prácticamente las hierbas se colocan en agua purificada y se mezcla con aguardiente, el cual funciona como conservador natural. El yolixpa original natural sólo posee el sabor de las hierbas aromáticos, sin ningún tipo de endulzante, su color natural es verde bandera y antiguamente se usaba como remedio para contrarrestar la diabetes.

 

El yolixpa endulzado contiene saborizantes naturales y endulzantes derivados de la miel como el melado de panela, el piloncillo de panela o la panela de marqueta que sirven para darle ese sabor dulce que, en combinación con el alcohol, resultan fulminantes. También puede haber yolixpa sabor café, de naranja, maracuyá y hasta de coco.

 

El nombre de Cuetzalan, la cuna del yolixpa, significa “lugar abundante de quetzales”, y es también lugar de grandes pendientes. Este Pueblo Mágico, el primero en ser nombrado, guarda una profunda relación con la naturaleza. Sus lluvias vespertinas avivan los colores de la vegetación regalando un delicioso olor a tierra mojada y hierba. Muchos de sus habitantes aún mantienen el estilo de vida de sus ancestros indígenas, por sus calles es fácil observar mujeres con trajes típicos y rara vez usar zapatos, por lo que cada esquina posee una atmósfera milenaria. Ven a probar la esencia de este rincón poblano a través del yolixpa, un néctar que lleva en cada sorbo parte de la riqueza cultural de su lugar de origen.

 

FUENTE: Visit México